El principito, el mejor libro del mundo

Tal vez sea El Principito el libro más importante de mi vida. Digo esto por lo que significa para mí a estas alturas de mi existencia. La primera vez que lo leí era muy joven, tendría unos escasos 15 años. No recuerdo cómo llegó a mis manos. En ese tiempo yo no me compraba libros, sino que me los regalaban. Tal vez me lo regaló mi tío Pedro o mi madre. Siempre fueron ellos los que se encargaron de regalarme mis primeros –y más importantes- libros. A estas alturas de mi vida creo que son las primeras lecturas las que realmente marcan nuestra vida, al menos como lectores. Ya sé que también determinan las experiencias vividas por nosotros, pero hablo específicamente de las lecturas porque soy un lector empedernido de todo cuanto me cae en las manos. No obstante, de tiempo en tiempo regreso a ciertas lecturas que hice hace años atrás, cuando me iniciaba en el mundo de la lectura.

Hoy te hablo de El principito porque si hay algún libro al que he regresado muchas veces es a ese. Se trata de un texto hecho, aparentemente, para niños. No obstante, lo cierto es que es una historia que puede ser leída a cualquier edad y siempre tendrá un significado nuevo. ¿Cómo es posible esto? Pues muy sencillo: lo simple encierra lo complejo. Las grandes verdades de la vida no son complejas, oscuras o inatrapables… Todo lo contrario. La esencia humana es muy sencilla: el hombre busca incesantemente la felicidad. Se trata de su gran meta durante todos los años de su existencia. Esa es la meta que persigue, sin saber, el protagonista de la novela del autor francés. Una de las mayores virtudes del libro es que está protagonizado por un niño. La inocencia del principito es aprovechada por el autor para demostrar una sola verdad: que la vida, para vivirla con intensidad, debe ser vista con ojos frescos, dispuestos a descubrir lo bello de la vida en cualquier sitio.
El principito habla de sus experiencias con respecto a lo nuevo que conoce. Sus nuevos amigos le enseñan cosas de la vida, sobre cómo se vive en el planeta de los hombres. De todos los pasajes del libro, mi preferido es el encuentro del principito con la zorra. ¿Te lo has leído? Este capítulo habla de las características que tiene el proceso de domesticación. Se trata de un momento importante en la vida de todo ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *