Tres películas clásicas que se usan actualmente para la enseñanza de actores

La Fundación Shakespeare, escuela del actor es un sitio maravilloso para estudiar actuación. Dentro de la metodología de enseñanza que utilizan en este prestigioso centro está el método de enseñar a través de las películas. Tres filmes clásicos que han sido objeto de estudio son Casablanca, Un tranvía llamado deseo y El padrino.

Casablanca es una película estadounidense de 1942 dirigida por Michael Curtiz. Trata sobre un drama romántico en la ciudad marroquí de Casablanca mientras era controlada por el gobierno de Vichy. La película está basada en la obra teatral Everybody comes to Rick’s (Todos vienen al café de Rick) y está protagonizada por Humphrey Bogart en el papel de Rick Blaine e Ingrid Bergman como Ilsa Lund.

Un tranvía llamado Deseo, de 1951, está basada íntegramente en la obra de teatro homónima de Tennessee Williams. La película fue dirigida por Elia Kazan, y en sus papeles protagónicos estuvieron Vivien Leigh, Kim Hunter y Marlon Brando. Obtuvo doce candidaturas a los Premios Óscar, de los que obtuvo 4 premios.

El padrino es una película estadounidense de 1972 dirigida por Francis Ford Coppola. Está basada en la novela homónima, de Mario Puzo, quien adaptó el guion junto a Coppola y Robert Towne.